Este es otro de los parques que están protegidos dentro del Area de Conservación de Guanacaste, y se encuentra extendido por ambos lados de la Cordillera de Guanacaste, contando con una extensión de 14.083 hectáreas. El parque posee una muy variada diversidad ecológica además de su flora y fauna, también cuenta con dos volcanes, uno de ellos es el conocido como Rincón de la Vieja y el otro es llamado Santa María, además de tener seis picos volcánicos y más de treinta ríos y quebradas.

parquerincondelavieja.jpg

Este parque tiene una variedad muy importante de aves, y se han llegado a observar algunos como la calandria, el pavón, el jilguero, la oropéndola de Montezuma, el curré verde, la golondrina ribereña, la viuda roja, el búho de anteojos, el colibrí colidorado, la lora frentiblanca y el guaco, entre otros.

Algunos de los animales que hay en el parque son, el armadillo, el perezoso de dos dedos, la guatuza, el cabro de monte, el saíno, el oso colmenero, monos carablanca, congo y colorados, jaguares, pumas y otros. Además de una gran cantidad de insectos y pájaros, como el mico araña y el motmot de corona azul. También dentro del parque se puede encontrar una enorme vegetación, donde se pueden destacar la orquídea Guaria Morada, la flor de Costa Rica, además de árboles de Laurel y Guanacaste.

Algunos otros atractivos que tiene el parque son sus hoyos con barro caliente, las caídas de agua, su laguna de agua volcánica fresca, además de de ofrecer áreas para picnic y extensos caminos donde se pueden desarrollar largas caminatas o incluso cabalgar. El clima en el parque suele ser tan variado que se presentan áreas con una estación seca, de cuatro o cinco meses, y en otras áreas mas cerca de las cumbres o en la vertiente del Caribe, las lluvias no paran, posibilitando un crecimiento muy importante de árboles.