tradicionallagarteada.jpg

La tradicional “lagarteada” realizada durante el viernes santo, suma ya unos 150 años de existencia y en esta oportunidad pudieron capturar un lagarto de unos 4 metros de largo, en las aguas del río La Palma ubicado en Ortega de Santa Cruz. Este tradicional evento se realiza cada año y el río se convierte prácticamente en un campo de lucha entre hombres y lagartos.

Este año unos 26 pobladores uniformados con camisas verdes y preparados por los miembros del Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones se lanzaron al río y con varas de madera fueron golpeando el agua hasta dar con el animal, mientras que otros se encargaban de sostener la red ó trasmallo. Luego de 4 horas de búsqueda y con 36 grados de temperatura, sacaron de una cueva a un enorme reptil, hembra de colores verdes y amarillos de 4 unos metros de largo.

Para su captura dos lagarteros entraron cuidadosamente a la cueva y la amarraron, para luego sacarla y ser cargada en los hombros por el cauce hasta el centro de la localidad. Durante el paso de los lagarteros con su presa, hubo unas tres mil personas en las riveras que aplaudieron la valentía de los arriesgados lagarteros. Posteriormente se puso al lagarto en la pileta del salón comunal para ser liberado algunas horas después.

Para los pobladores de Ortega la “lagarteada” ya es una tradición simbólica donde el hombre debe pelear con los animales para sobrevivir. La novedad de este año fue que los dirigentes del Minaet, además de asesorar a los participantes, les entregaron un carné con sus datos respectivos y se les prohibió el maltrato de los animales. Las autoridades de la Cruz Roja y la Fuerza Pública supervisaron la actividad para evitar accidentes y al final la fiesta se pudo disfrutar sin problemas, con venta de comidas típicas y disfrutando de música tradicional.

Via | DiarioExtra
Foto | DiarioExtra